INICIAR SESIÓN REGISTRO
Mama

TOP ASCO 2018: Actualidades en cáncer de mama metastásico

Junio 18, 2018

Del 1 al 5 de junio de 2018 se realizó la reunión anual de la American Society of Clinical Oncology, uno de los congresos donde se presentan los avances más destacados en materia de oncología en el mundo.

En el caso de cáncer de mama metastásico, se presentaron varios trabajos relevantes que contribuyen a mejorar e individualizar su tratamiento. Los trabajos presentados refuerzan el uso de inhibidores de CDK 4/6 combinados con un inhibidor de aromatasa o fulvestrant en primera y segunda línea de tratamiento.

El primer estudio presentado fue MONALEESA-3, que evaluó el uso de fulvestrant en combinación con ribociclib comparado con fulvestrant en pacientes con cáncer de mama hormono sensible, HER2 negativo, como primera línea de tratamiento. Los resultados demostraron que el uso de la terapia combinada mejoró la mediana de supervivencia libre de progresión a 20.5 meses en comparación con los 12.8 meses obtenidos con el tratamiento solo, con una reducción significativa en el riesgo de progresión (HR 0.577; IC 95%; 0.415-0.802). Así mismo, se demostró que en pacientes con enfermedad medible la tasa de respuesta global fue de 40.9% para el tratamiento combinado en comparación con el 28.7% obtenido con la monoterapia. La toxicidad más común fue neutropenia (46.6% vs. 0%) y leucopenia (13.5% vs. 0%).

El segundo estudio evaluó abemaciclib en pacientes pre/perimenopáusicas. Esta investigación se realizó como un subanálisis del estudio MONARCH-2, un estudio fase III que evaluó el uso de fulvestrant solo o combinado en 114 pacientes que habían progresado a una línea de tratamiento endocrino. Los resultados fueron consistentes, demostrando que la mediana se supervivencia aún no se alcanza en pacientes que recibieron la combinación en comparación con una mediana de supervivencia de 10.5 meses del grupo control (HR 0.446; IC 95%; 264.754). Además de la mejoría en supervivencia, se demostró una mejoría en la tasa de respuesta global, 60.8% vs. 28.6%, a favor del tratamiento combinado. Acerca de la toxicidad se demostró que la diarrea (87.3% vs. 23.8%), neutropenia (59.2% vs. 7.1%) y leucopenia (43.7% vs. 4.8%) son los eventos adversos más comunes al uso de abemaciclib.

Como sabemos, eventualmente todas las pacientes tendrán progresión de la enfermedad a pesar de los excelentes resultados obtenidos con estos nuevos tratamientos, por lo que se han buscado los mecanismos de resistencia. En este sentido, se presentaron los resultados de un subanálisis del estudio PALOMA-3, un estudio fase III que evaluó el uso de fulvestrant y palbociclib en comparación con fulvestrant solo en pacientes con cáncer de mama metastásico, hormono sensible, HER2 negativo, con resistencia a inhibidores de aromatasa. Los resultados del estudio demostraron beneficio en supervivencia libre de progresión a favor del tratamiento combinado. En esta ocasión, se hizo un análisis de DNA circulante. Los resultados demostraron que la mutación de PI3KCA y ESR1 pueden contribuir a la resistencia a fulvestrant y la mutación adquirida de RB1 está asociada con resistencia a palbociclib/fulvestrant. Si bien estos resultados aún no pueden ser aplicados a la clínica, abren la puerta para su evaluación prospectiva en busca de nuevas estrategias terapéuticas.

El conocer los mecanismos de resistencia del cáncer ha llevado a evaluar nuevos fármacos y combinaciones. En este sentido se presentaron los resultados del estudio SANDPIPER, un estudio fase III que evaluó el uso de taselisib combinado con fulvestrant en comparación con fulvestrant solo. Es importante mencionar que taselisib es un inhibidor selectivo de la subunidad alfa de PI3K, por lo que la población incluida en el estudio incluyó a dos cohortes, el primero con mutación de PI3KCA (n=480) y el segundo sin mutación (n=120); el desenlace a evaluar fue supervivencia libre de progresión. Los resultados demostraron que se cumplió el objetivo del estudio, la mediana de tiempo a la progresión fue de 7.4 meses con el tratamiento combinado en comparación con 5.4 meses del grupo con monoterapia (HR 0.70 IC 95% 0.56-0.89). Este beneficio en supervivencia fue confirmado por un grupo independiente. La principal toxicidad del tratamiento fueron síntomas gastrointestinales e hiperglucemia. Es importante mencionar que, si bien los resultados son estadísticamente significativos, su relevancia clínica no es tan grande, por lo que es necesario esperar los resultados de otros estudios que están en curso para posicionar correctamente a los inhibidores de PI3KCA en la terapéutica actual.

Respecto a las nuevas combinaciones, se presentaron los resultados del estudio BOLERO-6, un estudio fase II que evaluó la combinación de everolimus/exemestano vs. everolimus solo vs. capecitabina. Los resultados demostraron que la combinación de everolimus/exemestano es mejor que el everolimus monoterapia, sin embargo, el tiempo a la progresión entre el tratamiento combinado y la capecitabina fue similar, 5.8 meses vs. 6.2 meses, respectivamente; tampoco hubo diferencia en la supervivencia global, 23.1 meses vs. 25.6 meses (HR 1.33; IC 90%; 0.22-1.79). Es importante comentar que, aunque es un estudio fase II, se refuerza el uso de everolimus/exemestano en pacientes que han fallado al menos a una línea de tratamiento; sin embargo, debemos ponderar los efectos secundarios, el costo y la accesibilidad de tratamiento, ya que el uso de una quimioterapia oral como la capecitabina, generalmente bien tolerada, es una opción válida.

 

Dra. Claudia Arce Salinas

Oncóloga Médica

Instituto Nacional de Cancerología

 

abemaciclibArcearomatasaASCO2018BOLERO6capecitabinaCDK4/6ClaudiaESR1everolimusexamestanofulvestrantHER2inhibidoresmamaMetastásicoMONALEESA3MONARCH2PALBOCICLIBPALOMA3PI3KCARB1ribociclibSANDPIPERtaselisib

Iniciar Sesión

Al iniciar sesión, aceptas nuestros
Términos de Uso y Política de Privacidad.

Recuperar Contraseña

Se enviará un correo electrónico a
esta dirección para recuperar su contraseña.