INICIAR SESIÓN REGISTRO
Ginecológicos

Lo mejor de ESMO 2019 en tumores ginecológicos

Octubre 15, 2019

En el congreso ESMO 2019, en Barcelona, se exhibieron notables avances en la oncología general. Les presentamos lo mejor de ESMO en tumores ginecológicos. Destacan tres trabajos en cáncer epitelial de alto grado avanzado de ovario, mismos que les compartimos.

En el primer trabajo, el Dr. Robert L. Colman mostró los resultados del estudio VELIA/GOG-3005, estudio aleatorizado fase III, que demuestran que el agregar veliparib a quimioterapia con carboplatino paclitaxel y continuar veliparib de mantenimiento como monoterapia posterior a quimioterapia, incrementa significativamente la sobrevida libre de progresión (SLP) en pacientes con carcinoma seroso de alto grado avanzado de ovario, de trompas de Falopio o de peritoneo. Este beneficio fue independiente de biomarcadores y enfermedad residual a cirugía. El beneficio se muestra en todos los pacientes, incluyendo a los de BRCA mutado o deficiencia homóloga de recombinación (HRD).

Se aleatorizaron 1,140 pacientes en 3 brazos: brazo 1 con 375 pacientes que recibieron quimioterapia con carboplatino + paclitaxel más placebo; brazo 2 con 383 pacientes que recibieron la misma quimioterapia más veliparib + seguimiento con placebo; brazo 3 con 382 pacientes que recibieron la misma quimioterapia más veliparib durante las quimioterapias, más veliparib de mantenimiento. El veliparib se dio a dosis de 150 mg dos veces al día durante la quimioterapia y a 400 mg dos veces al día por 30 ciclos. Los pacientes fueron estratificados por etapa clínica II y IV, enfermedad residual a cirugía, régimen, región y estado de BRCA. El objetivo principal fue SLP en el brazo 3 vs. 1; mientras que el objetivo secundario fue SLP en el brazo 2 vs. 1 y sobrevida global (SVG). Al comparar el brazo 3 vs. 1, el resultado en SLP fue de 23.5 vs. 17.3 meses. En pacientes con mutación de BRCA, al comparar el brazo 3 vs. 1, la SLP fue de 34.7 vs. 22 meses. En pacientes HRD +, al comparar el brazo 3 vs. 1 la SLP fue 31 vs. 17.3 meses. El tiempo aún es suficiente para evaluación de SVG. En cuanto a tolerancia, en el brazo de veliparib los eventos adversos grado 3 o mayores fueron trombocitopenia del 27% vs. 8%, y en el brazo veliparib de mantenimiento la trombocitopenia fue del 45% vs 32%. Este resultado es francamente positivo en SLP en el brazo de tratamiento con veliparib en pacientes con carcinoma seroso de alto grado avanzado de ovario, trompas de Falopio o peritoneo.

El segundo estudio, presentado por el Dr. Antonio González Martín, fue PRIMA/ENGOT-ov26/GOG-3012. Es un estudio fase III, aleatorizado, doble ciego, placebo control de niraparib en pacientes de nuevo diagnóstico con cáncer avanzado de ovario seroso o endometrioide de alto grado. Se eligieron pacientes que alcanzaron respuesta clínica completa (RCC) o respuesta clínica parcial (RCP) a primera línea de quimioterapia basada en platino. Las pacientes fueron aleatorizadas de acuerdo a RCC vs. RCP y por enfermedad de alto riesgo por deficiencia homóloga de recombinación (HRD).

Niraparib es un fármaco inhibidor de PARP (PARPi) con actividad demostrada tanto en tumores BRCA mutados como en no mutados, asimismo es activo contra tumores HRD +. El niraparib fue dado a 300 mg vía oral vs. placebo. Fueron 487 pacientes en el grupo de niraparib (247 HRD +) y 246 pacientes en el grupo placebo (126 HRD +). La quimioterapia neoadyuvante fue aplicada al 67% de los pacientes: 31% lograron RCP, 35% fueron pacientes en EC IV. El objetivo primario del estudio fue la sobrevida libre de progresión (SLP), haciendo análisis de acuerdo con estado de HRD. En el grupo de pacientes tratados con niraparib se demostró una mejoría sustancial en SLP al compararlos con los pacientes del grupo placebo; este resultado es más notable en pacientes HRD+. La mediana de SLP fue de 13.8 meses para el grupo de niraparib vs. 8.2 meses para el grupo placebo. En pacientes con HRD+ la SLP fue de 21.9 meses vs. 10.4 meses del grupo HRD-. Los efectos adversos grado 3 o mayores fueron anemia en el 31% y trombocitopenia en el 29% de los pacientes, sin ninguna muerte causada por eventos adversos. Con esos resultados se concluye que niraparib reduce significativamente el riesgo de recurrencia y muerte a causa de la enfermedad. Niraparib prolonga de forma significativa la SLP en pacientes de nuevo diagnóstico de cáncer epitelial de ovario seroso o endometrioide de alto grado. La SLP fue aún más prolongada en pacientes con HRD+. Los datos de toxicidad no son nuevos a lo previamente conocido para la molécula.

El tercer estudio, presentado por la Dra. Isabelle L. Ray, fue PAOLA-1 GINECO/ENgOT-ov25. Agregando olaparib al bevacizumab de mantenimiento en pacientes con cáncer de ovario avanzado de nuevo diagnóstico. Es un estudio fase III, aleatorizado, doble ciego que incluyó pacientes con diagnóstico de cáncer de ovario avanzado de trompas de Falopio o peritoneo, etapas clínicas III-IV de la FIGO, seroso o endometrioide de alto grado. Después de quimioterapia con respuesta clínica parcial (RCP) o respuesta clínica completa (RCC) a quimioterapia más bevacizumab. Las pacientes fueron aleatorizadas 2:1 a recibir olaparib 300 mg vía oral dos veces al día o placebo, más bevacizumab 15 mg/kg cada 3 semanas hasta completar 15 meses (incluyendo las dosis durante la quimioterapia). Fueron estratificadas por la respuesta clínica al tratamiento de inicio y por el estado de mutación de BRCA y HRD.

El objetivo primario del estudio fue la SLP. En seguimiento a 24 meses, fueron incluidos 537 pacientes en el grupo de olaparib y 269 pacientes en el grupo placebo. De ellos, 237 pacientes fueron BRCA mutado y 569 sin mutación de BRCA. Según los resultados, la SLP fue de 22.1 en el grupo de pacientes con olaparib vs. 16.6 meses en el grupo placebo. En el grupo BRCA mutado la SLP fue de 37.2 meses en el brazo de olaparib, comparado con 21.7 meses en el de placebo. En tanto que en el grupo BRCA no mutado la SLP fue de 18.9 en el brazo con olaparib vs. 16 meses en el de placebo. Respecto a HRD, 387 pacientes fueron + (de ellos 152 fueron BRCA no mutado) y 419 fueron HRD-. La SLP en HRD + fue de 37.2 meses en grupo de olaparib, comparado con 17.7 meses al grupo de placebo. En el grupo HRD + con BRCA no mutado la SLP fue de 28.1 vs. 16.0 meses. Por lo tanto, olaparib muestra leve efecto en paciente HRD+. En pacientes con HRD – o desconocido la SLP fue de 16.9 vs. 16 meses en el grupo olaparib contra placebo. En cuanto a tolerancia, la toxicidad grado 3 o > ocurrió en el 57% y 51% para el grupo olaparib vs. placebo, respectivamente. Los efectos más comunes fueron hipertensión en el 19% vs. 30% y anemia en el 17% vs. < 1% en los grupos de olaparib y placebo, respectivamente; además de la toxicidad previamente conocida para el bevacizumab. En el estudio hubo 5 fallecimientos: 1 en el grupo de olaparib y 4 en el grupo de placebo, así como interrupción de tratamiento en el 54% vs. 24% para olaparib y placebo, respectivamente, y descontinuación de tratamiento del 20% vs. 6% para cada grupo. La calidad de vida fue similar en ambos grupos. Con estos resultados se concluye que agregar olaparib al tratamiento estándar con bevacizumab de mantenimiento mejora de manera importante la SLP. El beneficio en SLP se vio principalmente en los subgrupos BRCA mutado y HRD+. Por tanto, el tratamiento de primera línea con olaparib es eficaz y seguro.

En mi opinión, considerando los resultados de estos 3 importantes estudios, sin duda estamos ante la presencia de nuevos estándares en primera línea de tratamiento, con diversas moléculas y modalidades de tratamiento para el cáncer epitelial de ovario de alto grado avanzado. Se abren nuevos caminos para la investigación en etapas más tempranas de esta enfermedad.

Efraín SalasniraparibolaparibPAOLA1veliparib

Iniciar Sesión

Al iniciar sesión, aceptas nuestros
Términos de Uso y Política de Privacidad.

Recuperar Contraseña

Se enviará un correo electrónico a
esta dirección para recuperar su contraseña.