INICIAR SESIÓN REGISTRO
Ginecológicos

Cáncer de ovario recurrente: Citorreducción no mejora la SG

Noviembre 14, 2019

Investigadores del MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas informaron que la cirugía de reducción tumoral secundaria o citorreducción seguida de quimioterapia no resultó en una supervivencia más prolongada que la quimioterapia sola en pacientes con cáncer de ovario recurrente sensible al platino.

Los resultados del estudio fase III del Grupo de Oncología Ginecológica (GOG) -0213 se publicaron hoy en el New England Journal of Medicine. Los primeros resultados de este estudio se presentaron por primera vez en ASCO 2018.

La supervivencia global (SG) fue de 50.6 meses en el grupo de cirugía y 64.7 meses en el grupo sin cirugía. La mediana de supervivencia libre de progresión (SLP) fue de 18.9 meses con cirugía versus 16.2 meses sin ella. El porcentaje de pacientes que sobrevivieron a los 3 años fue del 67% en el grupo de cirugía y del 74% en el grupo sin cirugía.

“La citorreducción quirúrgica se reconoce como un componente clave del tratamiento de primera línea para el cáncer de ovario primario, pero su papel en la enfermedad recurrente, aunque promocionado como beneficioso, no se había probado formalmente”, dijo el investigador principal, el Dr. Robert L. Coleman, profesor de ginecología oncológica y medicina reproductiva. “Esta investigación es el primer estudio clínico aleatorizado realizado en este entorno y muestra que la cirugía secundaria no beneficia a estos pacientes”.

El estudio aleatorizado internacional incluyó mujeres con cáncer de ovario epitelial recurrente, peritoneal primario o de trompas de Falopio sensible al platino que tuvieron una respuesta clínica completa a al menos tres ciclos de quimioterapia primaria a base de platino y un valor de CA-125 en suero normal.

Del 6 de diciembre de 2007 al 9 de junio de 2017, 240 pacientes fueron asignadas al azar a citorreducción quirúrgica secundaria seguida de quimioterapia basada en platino y 245 pacientes fueron asignadas al azar a quimioterapia sola. La mediana de seguimiento fue de 48.1 meses.

La resección tumoral completa, lograda en el 67% de las pacientes que se sometieron a cirugía, se asoció con una SG y SLP más largas en comparación con las pacientes cuyos tumores no pudieron extirparse por completo. Sin embargo, una comparación del grupo de resección completa con el grupo sin cirugía no mostró un beneficio en SG, aunque hubo un beneficio para la SLP.

Los resultados informados por las pacientes incluyeron calidad de vida, funcionamiento físico y síntomas relacionados con la cirugía. Las pacientes en el grupo de cirugía informaron una disminución significativa en la calidad de vida y la función física y un aumento en los síntomas relacionados con la cirugía inmediatamente después de la cirugía. No hubo una diferencia significativa entre los dos grupos después de la recuperación.

Las guías NCCN actuales enumeran la citorreducción secundaria como una opción de tratamiento para pacientes que han estado libres de tratamiento durante seis meses o más después de la remisión completa de la quimioterapia previa.

“Teniendo en cuenta los resultados de este estudio, debemos cuestionar el valor de la cirugía secundaria para pacientes con cáncer de ovario recurrente”, comentó el Dr. Coleman. “Esperemos que este estudio y otros ensayos en curso proporcionen los datos necesarios para determinar el mejor curso de tratamiento que maximice los resultados del tratamiento y la calidad de vida de estas pacientes”.

Comunicado de prensa

NEJM

 

Cáncer de ovariocitorreducciónrecurrenteSecundaria

Iniciar Sesión

Al iniciar sesión, aceptas nuestros
Términos de Uso y Política de Privacidad.

Recuperar Contraseña

Se enviará un correo electrónico a
esta dirección para recuperar su contraseña.