INICIAR SESIÓN REGISTRO
Gastrointestinales

2021 GI Cancers Symposium: Combinación con pembrolizumab es segura en cáncer de recto localmente avanzado

Enero 18, 2021

Estudio  fase II demostró la seguridad de agregar pembrolizumab a la quimiorradiación neoadyuvante para tratar el cáncer de recto localmente avanzado, sin embargo, no logró alcanzar el criterio de valoración principal de mejorar la puntuación rectal neoadyuvante, que combina el estado patológico de los ganglios con la reducción del estadio tumoral.

El Dr. Osama E. Rahma, oncólogo médico del Dana-Farber Cancer Institute en Boston, presentó los resultados en el Simposio de Cáncer Gastrointestinal 2021 organizado por ASCO.

A pesar de las bajas tasas de recaída locorregional del 6%, solo del 25% al 30% de los pacientes con cáncer de recto localmente avanzado logran tasas de supervivencia a 5 años, comentó el Dr. Rahma. Dada la administración inconsistente de las modalidades terapéuticas actuales, la terapia neoadyuvante total es un enfoque emergente para garantizar que todos los pacientes reciban terapia sistémica.

En el estudio NRG-GI002, el Dr. Rahma y sus colegas agregaron pembrolizumab a la quimiorradiación como parte de la terapia neoadyuvante total en pacientes con cáncer de recto localmente avanzado, para ver si las tasas de supervivencia mejorarían. La terapia neoadyuvante total representó “una ventana de oportunidad perfecta para probar nuevos fármacos y su efecto en el microambiente del tumor dada la disponibilidad de tejidos emparejados en el momento del diagnóstico y la cirugía”, comentó el Dr. Rahma.

El estudio incluyó a pacientes con cáncer de recto localmente avanzado en estadio II y III con alto riesgo de enfermedad metastásica que tenían tumores voluminosos de ubicación distal y no calificaban para la cirugía con preservación del esfínter. Los investigadores inscribieron a pacientes en 2018-2019, con un corte de datos de agosto de 2020. Entre 185 pacientes, 90 fueron asignados al azar al brazo experimental de pembrolizumab y 95 al brazo de control.

Los pacientes del brazo de control recibieron 8 ciclos de FOLFOX6 modificado seguido de radioterapia y 825 mg / m2 de capecitabina los días en que se administró radioterapia. Los pacientes del grupo experimental recibieron el mismo régimen pero seguido con una combinación de quimio radiación y pembrolizumab (200 mg IV comenzando el día 1 de radioterapia cada 3 semanas para 6 dosis totales). La cirugía se realizó de 8 a 12 semanas después de la última dosis de radioterapia.

La puntuación rectal neoadyuvante fue el criterio de valoración principal. Los criterios de valoración secundarios incluyeron supervivencia global (SG), supervivencia libre de enfermedad (SLE), toxicidad, respuesta patológica completa, respuesta clínica completa, finalización del tratamiento, márgenes quirúrgicos negativos, recidiva local, preservación del esfínter, cumplimiento y exploración de predictores moleculares y radiográficos de respuesta y falla a distancia.

La mayoría de los participantes completaron los regímenes de quimiorradiación y mFOLFOX; El 74% completó la cirugía y el análisis de la puntuación rectal neoadyuvante.

El estudio no logró mostrar una mejora en la puntuación rectal neoadyuvante media, que fue de 11.53 para el grupo de pembrolizumab (IC del 95%: 8.5-14.6), en comparación con 14.08 para el grupo de control (IC del 95%: 10.7-17.4; P = 0.26) .

Entre los 90 pacientes tratados con pembrolizumab, 70 se sometieron a cirugía y 69 tenían una puntuación rectal neoadyuvante válida. En el grupo de control, 71 pacientes se sometieron a cirugía y 68 tenían una puntuación rectal neoadyuvante válida. Las complicaciones quirúrgicas en el grupo experimental fueron numéricamente, pero no estadísticamente, más altas.

Entre los criterios de valoración secundarios, el brazo de pembrolizumab tuvo tasas de respuesta patológica completa numéricamente más altas (31.9% frente a 29.4%, P = 0.75) y tasas de conservación de esfínteres más bajas (59.4% frente a 71%, P = 0.15). Ninguna métrica alcanzó significación estadística. Tanto SLE como SG no están maduros y se informarán en reuniones futuras, comentó el Dr. Rahma.

Sin embargo, agregar pembrolizumab a la quimiorradiación es seguro y no produce toxicidades inesperadas, agregó.

El grupo de pembrolizumab tuvo una incidencia levemente mayor de eventos adversos que el grupo control (48.2% versus 37.3%) durante y después de la quimiorradiación.

Ocurrieron dos muertes durante el tratamiento con mFOLFOX: una en el brazo de control debido a sepsis; el otro en el brazo experimental debido a neumonía. Los investigadores no informaron diferencias estadísticamente significativas en la radioterapia (fracciones, dosis, fracciones de refuerzo o dosis de refuerzo), FOLFOX o dosis de capecitabina.

La demografía no varió mucho entre las cohortes. En particular, un tercio de los pacientes de cada brazo eran menores de 50 años, “de acuerdo con una tendencia nacional que estamos viendo de pacientes más jóvenes diagnosticados con cáncer de recto”, comentó el Dr. Rahma.

La combinación de quimiorradiación y pembrolizumab podría basarse en estudios futuros diseñados para superar la resistencia a la inmunoterapia en el cáncer de recto, sugirió.

“Los correlativos genómicos e inmunes en curso informarían estos futuros estudios combinacionales”.

Fuente:

NRG-GI002: A phase II clinical trial platform using total neoadjuvant therapy (TNT) in locally-advanced rectal cancer (LARC)—Pembrolizumab experimental arm (EA) primary results.

https://meetinglibrary.asco.org/record/194080/abstract

Acceso 18 de enero 2021

2021 GI Cancers SymposiumPembrolizumab

Iniciar Sesión

Al iniciar sesión, aceptas nuestros
Términos de Uso y Política de Privacidad.

Recuperar Contraseña

Se enviará un correo electrónico a
esta dirección para recuperar su contraseña.