INICIAR SESIÓN REGISTRO
Genitourinarios

ASCO GU 2021. Estudio RETAIN BLADDER ofrece la promesa de conservar la vejiga

Febrero 14, 2021

La vigilancia activa después de la quimioterapia neoadyuvante puede ser algún día una opción para algunos pacientes con cáncer de vejiga con invasión muscular y ciertos factores genómicos predictivos, según los hallazgos provisionales informados en el Simposio de Cánceres Genitourinarios 2021 de la Sociedad Americana de Oncología Clínica.

En el análisis intermedio del estudio RETAIN BLADDER, que evaluó la terapia de riesgo después de la quimioterapia neoadyuvante basada en cisplatino, el 81% de los pacientes en el grupo de vigilancia activa pudieron conservar la vejiga. Se está realizando un seguimiento del criterio principal de valoración de la supervivencia sin metástasis a dos años.

“Sería muy conveniente evitar una cistectomía si los resultados oncológicos a largo plazo no se ven comprometidos”, comentó el Dr.  Daniel M. Geynisman, del Fox Chase Cancer Center, quien presentó los hallazgos del estudio.

Pero el Dr. Geynisman enfatizó que la preservación de la vejiga adaptada al riesgo no es un estándar de atención en este momento. El tratamiento estándar actual para el carcinoma urotelial músculo invasivo es la quimioterapia neoadyuvante basada en cisplatino seguida de cistectomía o quimiorradiación. Los biomarcadores pronósticos y predictivos candidatos en el carcinoma urotelial incluyen alteraciones en los genes de respuesta al daño del ADN. Estudios previos han demostrado que las alteraciones de ATM, ERCC2, FANCC y RB1 están asociadas con la respuesta y la supervivencia a largo plazo.

RETAIN BLADDER es un ensayo prospectivo de fase II diseñado para evaluar un enfoque adaptado al riesgo para pacientes con cáncer de vejiga invasivo muscular clínicamente localizado. “Este no es un estudio aleatorio, sino más bien un estudio de asignación”, comentó el Dr. Geynisman.

Los pacientes eran elegibles para el estudio si tenían carcinoma urotelial T2-T3 sin metástasis o diseminación a los ganglios linfáticos, estado funcional ECOG de 0-1 e histología predominante urotelial. Todos los pacientes fueron sometidos a resección transuretral del tumor de vejiga (TURBT, por sus siglas en inglés) y fueron secuenciados para mutaciones, específicamente alteraciones en ATM, ERCC2, FANCC o RB1. A esto le siguieron tres ciclos de quimioterapia neoadyuvante con metotrexato acelerado, vinblastina, doxorrubicina y cisplatino, y una segunda TURBT.

Los pacientes con al menos una mutación de interés y sin actividad tumoral residual en el momento de la reestadificación se sometieron a vigilancia activa. El régimen de vigilancia activa incluyó un conjunto predeterminado de evaluaciones cistoscópicas, radiográficas y clínicas. Los pacientes restantes recibieron terapia intravesical, quimiorradiación, cistectomía o alguna combinación de esos tratamientos.

Se inscribió un total de 71 pacientes en el estudio en cuatro centros académicos, con datos de corte el 1 de enero de 2021. En esta población por intención de tratar, 34 pacientes se sometieron a cistectomía, 5 pacientes recibieron quimiorradiación y 13 pacientes recibieron terapia intravesical utilizando Bacillus Calmette-Guerin (BCG).

Menos de la mitad de los pacientes (33 pacientes) tenían una mutación. Se incluyó a veintiséis pacientes con mutaciones en el grupo de vigilancia activa y dos pacientes sin mutaciones se pusieron en vigilancia activa.

De los 38 pacientes que tuvieron mutaciones negativas, 10 pacientes tuvieron una recurrencia. De esos pacientes, nueve desarrollaron enfermedad metastásica y siete murieron.

Entre los 26 pacientes con mutación positiva y puestos en vigilancia activa, 17 pacientes experimentaron una recurrencia y dos pacientes murieron de enfermedad metastásica.

Con una mediana de seguimiento de 18.8 meses, no se había alcanzado la mediana de supervivencia global en la población por intención de tratar. De esos 71 pacientes, el 86% de los pacientes están vivos y el 81.7% están libres de metástasis.

Entre los 26 pacientes con mutación positiva y en vigilancia activa, el 92.3% están vivos y el 88.5% están libres de metástasis con una mediana de seguimiento de 20.6 meses.

La mutación más común observada en el estudio fue RB1, y la mitad de los pacientes presentaron esta alteración. Se observaron alteraciones de ATM en el 42% de los pacientes en vigilancia, seguidos por el 31% con ERCC2 y el 4% con FANCC. Se observaron múltiples mutaciones en el 27% de los pacientes. El Dr. Geynisman señaló que las mutaciones ERCC2 estaban presentes en el 56% de los pacientes que no tuvieron recurrencia y en el 18% de los pacientes que sí recurrieron.

Se encuentran en curso otros dos estudios de terapia de conservación de la vejiga. Además, el ensayo RETAIN-2, que examinará la terapia de riesgo habilitado después de la quimioterapia inmunológica neoadyuvante para el cáncer de vejiga, ya está abierto en el Fox Chase Cancer Center, comentó el Dr. Geynisman.

Fuente:

A phase II trial of risk enabled therapy after initiating neoadjuvant chemotherapy for bladder cancer (RETAIN BLADDER): Interim analysis. https://meetinglibrary.asco.org/record/194733/abstract . (Comunicado de prensa). Acceso 14 de febrero 2021

ASCO GUCistectomíaRETAIN BLADDER

Iniciar Sesión

Al iniciar sesión, aceptas nuestros
Términos de Uso y Política de Privacidad.

Recuperar Contraseña

Se enviará un correo electrónico a
esta dirección para recuperar su contraseña.