INICIAR SESIÓN REGISTRO
Mama

T-DM1 en cáncer de mama HER2+ con enfermedad residual invasiva

Agosto 2, 2019

Dra. Claudia Arce: Es importante reconocer que la quimioterapia neoadyuvante nos ha dado un valor imprescindible en poder identificar a las pacientes respondedoras, siendo este un grupo de buen pronóstico y con mejores desenlaces a largo plazo. Sin embargo, las pacientes que tienen enfermedad residual sabemos que pertenecen a un grupo de mal pronóstico y en donde hasta hace unos meses no teníamos nada que hacer.

En ese sentido, los resultados del estudio KATHERINE nos han arrojado una nueva estrategia terapéutica. ¿Qué nos puedes decir al respecto, Diana?

Dra. Diana Flores: El estudio KATHERINE que se presentó en diciembre, en San Antonio, vino a cambiar la práctica clínica al incorporar un nuevo esquema de tratamiento para las pacientes que tuvieran enfermedad residual.

Este fue un estudio fase III en el que se incluyeron más de 1,400 pacientes y la mayoría eran tumores operables, en un 74%, pero mayores de 1 cm. Un 70% eran pacientes con enfermedad con receptor de estrógeno positivo y que habían recibido por lo menos nueve semanas de trastuzumab con un agente de quimioterapia.

Este estudio vino a mostrarnos que la supervivencia libre de enfermedad invasiva, que fue el objetivo primario del estudio, se redujo, o se presentó una mayor eficacia cuando se utilizó T-DM1, al haber una reducción de un 10%, aproximadamente, del número de eventos.

A tres años la supervivencia libre de enfermedad invasiva fue de 88 vs. 77% con una disminución del riesgo de un 50%. Esta disminución del riesgo puede ir desde el 61 hasta el 34%. Cuando solo se evalúa la enfermedad de la recurrencia a distancia este beneficio se mantiene, con una reducción del riesgo del 40%, y los intervalos también se mantienen, desde un 55 hasta un 31%.

Dra. Claudia Arce: Con esto que dices es importante destacar que el estudio KATHERINE nos obliga a cambiar la terapéutica actual, porque nos permite individualizar a pacientes desde la base de no respuesta y administrar un nuevo fármaco. Sin embargo, la pregunta es: ¿cómo les va en seguridad? ¿Cuáles son los principales eventos adversos que surgen con el uso de T-DM1?

Dra. Diana Flores: Es esperado que haya un incremento de la toxicidad si lo comparamos con trastuzumab, recordemos que el T-DM1 es una quimioterapia unida a trastuzumab, entonces es algo que los oncólogos médicos vemos y manejamos. Y cuando vemos en el grupo de T-DM1 la cantidad de eventos adversos que llevaron a la descontinuación del tratamiento, fue de 18% vs. 2% en el grupo de trastuzumab. Una vez que se suspendió esta toxicidad los pacientes recuperaron sus estudios de laboratorio.

La mayoría de los eventos adversos fueron alteraciones en los estudios de laboratorio, no fue algo que el paciente tuviera clínicamente. Estas alteraciones de laboratorio van desde el decremento en el número de plaquetas, las transaminasas, hipertensión y una neumonitis que pudo haber sido potenciada por la radioterapia. Entonces es una toxicidad que conocemos, que podemos manejar y que una vez que llevamos la experiencia en el uso del medicamento y haciendo las reducciones de dosis se puede disminuir.

Y también recordar que la mayoría de los eventos adversos asociados a T-DM1 se recuperaron completamente al terminar el análisis del estudio.

Dra. Claudia Arce: Entonces con esto podemos concluir que T-DM1 está indicado de forma adyuvante en mujeres que tengan enfermedad residual postquimioterapia neoadyuvante utilizando un tratamiento anti-HER2, ya sea monoterapia anti-HER2 o doble bloqueo anti-HER2, y que nos ayuda a mejorar supervivencia libre de enfermedad de forma muy significativa, con un perfil de seguridad adecuado.

Dra. Diana Flores: Y que podemos aprender fácilmente.

cáncer de mama HER2+Claudia ArceDiana Floresenfermedad residualestudio KATHERINE

Iniciar Sesión

Al iniciar sesión, aceptas nuestros
Términos de Uso y Política de Privacidad.

Recuperar Contraseña

Se enviará un correo electrónico a
esta dirección para recuperar su contraseña.