INICIAR SESIÓN REGISTRO
Hematología

Tratamiento del linfoma folicular

Agosto 31, 2020

El Dr. Luis A. Meillón García, hematólogo del Centro Médico ABC, Campus Observatorio en la Ciudad de México, México, nos comenta sobre el tratamiento del linfoma folicular, haciendo énfasis en obinutuzumab como anticuerpo anti-CD20.

Acerca del estudio GADOLIN:

En el estudio GADOLIN, se compararon pacientes con linfoma folicular en recaída a rituximab y se aleatorizaron a recibir bendamustina únicamente (120 mg/día) o bendamustina (90 mg/día) + obinutuzumab (1000mg/día), este último grupo recibió mantenimiento con obinutuzumab cada dos meses durante dos años hasta la progresión. El grupo que recibió obinutuzumab + bendamustina tuvo una mediana de supervivencia libre de progresión (SLP) de 29.2 meses vs. 14 meses en el grupo que recibió bendamustina con un HR de 0.52 y un valor p <0.0001; esto se asocia generalmente a una mejor calidad de vida y mejor supervivencia global (SG) (1).

Acerca del estudio GALLIUM:

  • El estudio GALLIUM evaluó pacientes de recién diagnóstico con linfoma folicular dividiéndolos en dos grupos, el primero de ellos recibió obinutuzumab + quimioterapia y el segundo grupo recibió rituximab + quimioterapia con el objetivo primario de evaluar la SLP. En ambos grupos se dio mantenimiento de dos años con el anticuerpo en cuestión. Los resultados mostraron que la mediana de SLP fue superior en el grupo que recibió obinutuzumab en comparación con el grupo que recibió rituximab con una reducción de riesgo de progresión del 34% (2).
  • En el análisis de subgrupos, se encontró que donde hubo mayor notoriedad del uso de obinutuzumab fue en el grupo FLIPI intermedio con una reducción de riesgo de progresión del 41%; en el grupo FLIPI alto se encontró una reducción de riesgo del 42% (2).
  • Se sabe que la progresión de la enfermedad en los primeros 24 meses (POD24 por sus siglas en inglés) impacta en la SG de los pacientes. Hubo una disminución del riesgo de POD24 en el grupo que recibió obinutuzumab del 46.0% vs. 33.9% en el grupo que recibió rituximab. En relación a la toxicidad, los resultados fueron los ya conocidos, ya que no arrojó parámetros diferentes a las publicaciones anteriores (2).

Se puede concluir que obinutuzumab ha mostrado resultados positivos en linfoma folicular de recién diagnóstico, en específico en pacientes dentro del grupo FLIPI intermedio y alto. Asimismo, es una opción de tratamiento en linfoma folicular en recaída/refractario en combinación con bendamustina mostrando una mediana de SLP mayor vs. bendamustina sola.

Referencias:

  1. Sehn L., Chua N., Mayer J., y cols. Obinutuzumab plus bendamustine versus bendamustine monotherapy in patients with rituximab-refractory indolent non-Hodgkin lymphoma (GADOLIN): a randomised, controlled, open-label, multicentre, phase 3 trial.2016. The Lancet Oncology. 1016/S1470-2045(16)30097-3
  2. Cheson B., Wendtner C., Pieper A., y cols. Optimal use of bendamustine in chronic lymphocytic leukemia, non-Hodgkin lymphomas, and multiple mieloma: treatment recomendations from an international consensus panel. 2010. Clinical Lymphoma & Leukemia. 10.3816/CLML.2010. n.002
  3. Marcus R., Davies A., Ando K., y cols. Obinutuzumab for the first-line treatment of folicular lymphoma.2017. The New England Journal of Medicine. 377:1331-1344

Gracias al apoyo educativo de Roche México

linfoma folicularLuis Meillónobinutuzumab

Iniciar Sesión

Al iniciar sesión, aceptas nuestros
Términos de Uso y Política de Privacidad.

Recuperar Contraseña

Se enviará un correo electrónico a
esta dirección para recuperar su contraseña.