INICIAR SESIÓN REGISTRO
Otros

La evidencia clínica de las terapias dirigidas a hueso para la prevención de las complicaciones óseas

Mayo 28, 2021

El Dr. Benito Sánchez, oncólogo médico de Núcleo de Especialidades Oncológicas en Guadalajara, Jal., México, nos habla sobre la evidencia clínica de denosumab para la prevención de las complicaciones óseas. Él aborda brevemente 3 estudios pivotales y un análisis integrado de estos, en donde se compara denosumab vs. ácido zoledrónico en la prevención de las complicaciones óseas en pacientes con metástasis en hueso, en diferentes tipos de cánceres:

  1. Cáncer de mama metastásico: este fue un estudio realizado por la Dra. Alison Stopeck en el año 2010, que incluyó 2,049 pacientes (grupos similares entre ambos brazos) con el objetivo primario de demostrar no inferioridad de denosumab sobre el tiempo hasta el primer evento óseo relacionado y como objetivo secundario una prueba de superioridad. Los resultados demostraron que denosumab fue superior al ácido zoledrónico al retrasar el tiempo al primer evento óseo relacionado en 18%.[1]
  2. Cáncer de próstata resistente a la castración: el Dr. Fizazi (2011), primer autor de este estudio (que es de similar corte y diseño al de cáncer de mama) en donde se incluyeron a 1,901 pacientes para determinar como objetivo primario, que denosumab no era inferior al ácido zoledrónico en el tiempo al primer evento óseo relacionado y de forma secundaria demostrar superioridad. En los resultados se mostró una disminución en el tiempo al primer evento óseo de 18%.[2]
  3. Tumores sólidos y mieloma múltiple: en este estudio el Dr. Henry (2011) aleatorizó a 1,776 pacientes (excluyó a aquellos con cáncer de mama y próstata) con el mismo objetivo de los dos estudios previos, demostrar no inferioridad. Los resultados fueron a favor de denosumab.[3]
  4. Análisis combinado de los 3 primeros: fue publicado por el Dr. Lipton en el 2012, el objetivo era mostrar la superioridad de denosumab para la prevención de eventos relacionados con el esqueleto. Los resultados de nuevo fueron a favor de denosumab con una diferencia entre ambos tratamientos de 8.2 meses y una reducción en el riesgo al primer evento óseo relacionado un 17%.[4]

Con estos datos, el experto comenta que denosumab no solo demostró superioridad frente al ácido zoledrónico, sino que también se ha observado que la calidad de vida mejoró notablemente en los pacientes que lo reciben gracias a que retrasa la progresión del dolor. También, hace mención que no se requiere de un ajuste de dosis del fármaco y que puede ser indicado en pacientes incluso con daño renal.

Se concluye que denosumab debe ser parte del “arsenal terapéutico” de los médicos por su eficacia, beneficios de costo (aplicación subcutánea) y por tener un amplio acceso tanto en medio privado como en instituciones de gobierno.

Referencias:
  1. Stopeck, A., et al. Denosumab Compared With Zoledronic Acid for the Treatment of Bone Metastases in Patients With Advanced Breast Cancer: A Randomized, Double-Blind Study. J Clin Oncol. 2010. PMID: 21060033 Clinical Trial.
  2. Fizazi, K., et al. Denosumab versus zoledronic acid for treatment of bone metastases in men with castration-resistant prostate cancer: a randomised, double-blind study. Lancet. 2011;377 (9768): 813-22.
  3. Henry, DH., et al. Randomized, Double-Blind Study of Denosumab Versus Zoledronic Acid in the Treatment of Bone Metastases in Patients With Advanced Cancer (Excluding Breast and Prostate Cancer) or Multiple Myeloma. J Clin Oncol 29:1125-1132.
  4. Lipton, A., et al. Superiority of denosumab to zoledronic acid for prevention of skeletal-related events: A combined analysis of 3 pivotal, randomised, phase 3 trials. European Journal of Cancer 2012. 3082-3092.
Gracias al apoyo educativo de AMGEN México.
DenosumabDr. Benito Sánchez Llamassalud ósea

Iniciar Sesión

Al iniciar sesión, aceptas nuestros
Términos de Uso y Política de Privacidad.

Recuperar Contraseña

Se enviará un correo electrónico a
esta dirección para recuperar su contraseña.